No soy yo, eres tú: bienvenido al Diseño de Servicios

Escrito por dperez

Celulares, servicios básicos, zapatillas, cursos, alimentos… no importa el producto o servicio que las empresas estén ofreciendo: todos requieren un proceso previo e interdisciplinario que les permita como marca estar centrados en lo que el cliente realmente quiere.

Hoy todos buscamos marcas que nos brinden experiencias eficientes, únicas, participativas y confiables. Y de eso justamente se trata el Diseño de Servicios.

¿Por qué?

Debido al marcado desarrollo del sector de servicios en el mundo y, sobre todo, porque tanto las personas como nuestra economía cada vez se vuelven más dependientes y exigentes frente a éstos. No es coincidencia que, según una encuesta de la consultora Bain & Company, el 80% de las compañías cree que sus servicios son buenos, aunque sólo el 8% de los clientes opina lo mismo.

¿Cuáles son (algunos de) los desafíos?

  • Co-diseño. Esto quiere decir que el Diseño de Servicios está en constante evolución y cuenta con estándares flexibles, al igual que la mente y comportamiento de nuestros consumidores, quienes de alguna forma son co-autores del diseño. Así, el objetivo esencial consiste en reducir la brecha entre el servicio brindado y el percibido por los clientes, junto con garantizar métodos que permitan la participación del cliente.
  • Sinergía empresarial. Esta transformación sólo se puede lograr con una mirada holística de la organización: departamentos de marketing, recursos humanos, tecnología y estrategias comerciales son sólo algunas de las áreas que las marcas que están a la vanguardia ponen a disposición del Diseño de Servicios.

¿Qué gana mi marca con esto?

  • Confianza, prestigio, diferenciación y fidelidad. Esto se logra si nuestro cliente percibe nuestros servicios como útiles, usables y deseables, mientras que nuestros proveedores los ven como eficientes y efectivos. Así, las empresas deben ir en busca de sistemas productivos que den respuestas en el tiempo más breve posible y con el mínimo costo.

El diseño de servicios puede ser aplicado a cualquier etapa en que los clientes hacen contacto con las marcas. Lo relevante es que la innovación sea un factor transversal en nuestros procesos.

¡Bienvenida la era de los servicios!

Desde → Sin categoría

« volver